Salir de forma segura: Preparación para el rescate o la recuperación en espacios confinados

webLoaded = "false" Loadclientside=No
webLoaded = "false"

Los incidentes que impiden que los trabajadores se autorrescaten pueden ocurrir en espacios confinados debido a intentos mal concebidos de rescatar y recuperar a otros, pero la planificación de un rescate puede ayudar a prevenir resultados trágicos.

A menudo, no se crean los planes adecuados de rescate y recuperación para espacios confinados, como lo demuestran las más de 100 muertes que ocurren cada año dentro de espacios confinados en los Estados Unidos, de acuerdo con la Oficina de Trabajo y Estadísticas1. En casi todos estos incidentes, las investigaciones de NIOSH revelan que no había planes de rescate. La OSHA requiere que tengas un plan de rescate y recuperación específico, definido y documentado para los espacios confinados, ya sea para un túnel, un tanque de almacenamiento, un pozo de inspección, un pozo de ascensor, un recipiente de reacción, ductos o incluso instalaciones de tratamiento de aguas residuales, entre otros, antes de entrar o trabajar dentro de este tipo de espacios.

Pero un plan detallado de rescate y recuperación es solo un paso crítico de la preparación (es uno de los cuatro elementos de los que hablamos aquí). La acción de rescate y recuperación también deberá realizarla alguien competente y que haya completado la capacitación adecuada. Además, debe comprender cómo seleccionar, llevar y utilizar el equipo de protección personal (EPP) adecuado y otras herramientas o equipo necesarios.

Exploremos el tema un poco más en este artículo a través de las siguientes preguntas:

 

  • ¿Qué es un plan de rescate y qué comprende un plan exhaustivo?
  • ¿Qué capacitación se necesita para facilitar un rescate o recuperación de un espacio confinado?
  • ¿Qué tipos de rescate o recuperación pueden ser necesarios?
  • ¿Qué es una revisión posterior al rescate?
  • ¿Qué EPP y otros productos o equipo se necesitan?

 

Antes de ingresar a un espacio confinado en el sitio de trabajo, todos los involucrados deben ser capaces de responder estas preguntas.

Contar con un plan de rescate antes de cualquier ingreso

Entre los muchos aspectos de un plan de rescate sólido, como mínimo, un plan de rescate debe:

 

  • describir la ubicación del espacio confinado y el trabajo que se realiza dentro;
  • identificar al rescatador (persona competente que estará disponible), el contacto de emergencia y los métodos de contacto que se utilizarán para mantenerse en contacto con las personas dentro del espacio confinado o que deberá seguir cualquier involucrado en caso de que sea necesario un rescate;
  • disponer de todas las tareas previas al trabajo;
  • catalogar todo el equipo de rescate que estará disponible para su uso y dónde se puede ubicar, incluida una lista de verificación para una inspección exhaustiva que evalúe el buen estado de funcionamiento del mismo;
  • enumerar todos los factores críticos de rescate, incluidos los peligros presentes; y
  • registrar el procedimiento del plan de rescate que incluya cómo notificar al contacto de emergencia, cómo realizar una evaluación médica de la persona atrapada en el interior y, si es posible, cómo hacer que el empleado atrapado realice un autorrescate o siga los pasos siguientes si eso no es posible.

 

El plan de respuesta a emergencias se puede modelar según la guía de mejores prácticas de NFPA 350. Los medios adecuados para el rescate deben determinarse antes del inicio de cualquier actividad de entrada a espacios confinados. Los procedimientos de rescate de emergencia establecidos en el lugar de trabajo para cada espacio confinado específico deben ser adecuados y suficientes.

Se debe documentar, revisar y establecer un plan detallado de rescate antes de que cualquier persona ingrese o comience a trabajar en un espacio confinado. Cada vez que se ingrese a un espacio confinado, todas las personas involucradas deben revisar el plan de rescate correspondiente, del mismo modo que se debe realizar una evaluación de riesgos antes de ingresar a un espacio confinado. Estos planes deben practicarse como parte de la capacitación a fin de que todos sepan qué hacer si surge una situación de rescate o recuperación.

Debes hablar sin reservas y no entrar en un espacio confinado sin haberte asegurado de que haya un plan establecido sobre cómo reaccionar en caso de que sea necesario un rescate o recuperación.

Asegúrate de estar debidamente capacitado para realizar un rescate

Antes de otorgar acceso a un espacio confinado, debes evaluar las necesidades de un equipo de rescate y la capacitación que se requiere para que el equipo (o la persona) realice una operación de rescate. Considera adaptar la capacitación a las funciones específicas necesarias, las cuales incluyen:

 

  • Una persona competente en espacios confinados, responsable de la evaluación de espacios confinados en el sitio de trabajo;
  • Un supervisor de espacios confinados que aprueba el trabajo interno que se está realizando;
  • Un asistente de espacios confinados y participante para aquellos responsable del trabajo interno;
  • Un rescatador de entrada a espacios confinados que podría tener que ingresar y ayudar en caso de rescate o recuperación.

 

Según los requisitos de la industria general de OSHA y las reglamentaciones de construcción, todos los rescatadores de espacios confinados deben recibir una capacitación de actualización anual. Esta debe incluir el uso de espacios y técnicas similares anticipados en el sitio de trabajo.

Verás que la capacitación de rescate cubre una amplia gama de información relacionada con condiciones peligrosas y todo tipo de equipos de rescate. Además, los rescatistas también requerirán capacitación para prepararse para las tareas relacionadas con el acceso a espacios confinados, como el control de descenso, los sistemas secundarios, los métodos de empaque del paciente, las técnicas de desmantelamiento, el almacenamiento adecuado del equipo, la selección y el uso de los anclajes adecuados, así como los peligros relacionados con el sistema y los componentes.

Para rescates que requieran ingreso:

 

  • Todos los miembros del equipo deben estar capacitados de forma especial en trabajos de rescate en espacios confinados.
  • El equipo debe tener al menos un miembro certificado en RCP y primeros auxilios.
  • Todos los miembros del equipo deben contar con capacitación en técnicas y equipos para espacios confinados específicos.
  • Los miembros que van a ayudar con el rescate deben conocer a fondo el plan de rescate para ese espacio confinado y revisar las evaluaciones de riesgos y peligros que se han realizado para ese espacio específico.

 

De acuerdo con las regulaciones actuales de los EE. UU. y los estándares de la industria, un rescatista identificado, ya sea interno o tercero, debe tener la capacidad de responder a una solicitud de rescate de espacio con permiso de manera oportuna y tener en cuenta los peligros identificados.

Tipos de rescate o recuperación

Existen diferentes tipos de rescate o recuperación que pueden llevarse a cabo, según de la situación que tú y tu equipo estén enfrentando.

Autorrescate

El autorrescate es exactamente eso. Es cuando una persona puede rescatarse por sus propios medios y usar equipo adecuado para el autorrescate que le permite salir del espacio de manera segura. El autorrescate requiere que el participante detenga lo que está haciendo y salga del espacio de manera segura lo más rápido posible.

El autorrescate debe implementarse siempre que un participante o asistente determine que hay un problema dentro del espacio. Esto puede incluir un cambio potencialmente peligroso en las condiciones atmosféricas dentro del espacio o la observación de signos o síntomas de exposición.

El autorrescate también puede ocurrir si el participante se da cuenta de que el EPP está defectuoso, si se corta la comunicación con el asistente o si se presenta algún otro riesgo que pueda poner al participante en peligro.

Rescate sin ingreso

Si el autorrescate no es una opción, la siguiente consideración debe ser la posibilidad de llevar a cabo un rescate sin ingreso. El rescate sin ingreso se produce cuando un trabajador que se encuentra fuera del espacio no tiene que ingresar para ayudar a un trabajador a salir de un espacio confinado de manera segura. Con frecuencia, este tipo de rescate requiere un asistente o un equipo de rescate sin ingreso. Se requiere una opción de recuperación sin ingreso en todo momento, a menos que el equipo de recuperación incremente el riesgo para el trabajador o no contribuya con el rescate.

La persona o personas que ayudan al trabajador a salir del espacio confinado a menudo requerirán el uso de un sistema de recuperación con los siguientes componentes:

 

  1. sistemas de anclaje, como un pescante, una grúa manual o un trípode;
  2. arnés para el cuerpo, usado por el participante;
  3. dispositivos de conexión, tales como un cabrestante o un sistema anticaídas autorretráctiles  de recuperación.

 

Este tipo de rescate solo es eficaz en espacios verticales u horizontales simples. La abertura debe tener la capacidad de acomodar el sistema de anclaje, y la superficie alrededor de la abertura debe soportar su peso y el del participante adjunto. Si el participante está lesionado o no puede realizar un autorrescate, el asistente puede eliminar al participante mediante el sistema de recuperación. Es entonces que un sistema de recuperación con apalancamiento mecánico se vuelve muy útil.

Si no es posible el autorrescate ni el rescate sin ingreso, se requerirá un rescate con ingreso. Si tienes un equipo de rescate y recuperación debidamente capacitado, será necesario convocarlo para que ayuden con la salida de los participantes.

Entrada de rescate

Se requiere un rescate de entrada cuando una persona no puede salir por su cuenta y necesita un equipo en el exterior para ayudar y alguien que entre al espacio y la ayude a salir. Estos equipos pueden estar compuestos por personal de la empresa, incluidos los servicios contratados externamente o un equipo local de respuesta a emergencias. Debido a que debe haber una respuesta rápida en estas situaciones, la OSHA aborda específicamente los requisitos del empleador del participante para evaluar de forma completa las capacidades de estos equipos de rescate.

Revisión posterior al rescate

Una vez completo el rescate, es importante revisar cómo resultó y qué se puede aprender de la experiencia. ¿Se deben hacer cambios al plan de rescate si se va a acceder al espacio confinado en el futuro? ¿Es necesario revisar el EPP? ¿Debería retirarse o cambiarse parte del EPP o solicitarse nuevo EPP?

EPP y otros productos que se podrían necesitar

Como parte del plan de rescate y la evaluación de peligros realizada para cada ingreso a espacios confinados, asegúrate de haber identificado el EPP y otros equipos necesarios, como los instrumentos de monitoreo de aire o detección de gas. Además, asegúrate de que todo esté disponible en el inventario de las instalaciones, que se conozca su ubicación y que el equipo esté limpio y se encuentre en buen estado de funcionamiento antes de comenzar cualquier trabajo de acceso.

En lo que respecta a tomar en cuenta el equipo de rescate, empieza por comprender lo básico del espacio confinado:

 

  • Sistemas de anclaje, como pescantes, grúas manuales, trípodes;
  • Soporte corporal, que incluye arneses de cuerpo completo y, en algunos casos, sillas de contramaestre;
  • Dispositivos de conexión, como las líneas de vida autorretráctiles y de recuperación
  • Detección para monitoreo de gases, vapores, partículas, humo y otras sustancias peligrosas en el aire;
  • Cursos de educación que ayuden a enseñar técnicas adecuadas;
  • Cobertura completa para los empleados que deben estar protegidos de pies a cabeza, según los peligros identificados en la evaluación de riesgos, incluidos cascos; gafas de protección; protección auditiva; dispositivos avanzados de comunicación; protección respiratoria; prendas para proteger el cuerpo de productos químicos, incendios y otros peligros, como overoles, y guantes y zapatos de seguridad para proteger las manos y los pies.

 

¿Estás listo en caso de que sea necesario un rescate o recuperación?

Es crucial identificar de manera proactiva un plan de rescate adecuado, buscar la capacitación apropiada e identificar el equipo correcto mucho antes de intentar un rescate. Debes estar preparado en caso de que tengas que rescatar a alguien que esté atascado, se haya desmayado o no responda desde dentro de un espacio confinado.

Sabemos que se deben considerar muchos aspectos a la hora de planificar, trabajar y rescatar a alguien dentro de un espacio confinado. Explora los recursos disponibles en 3m.com.mx/espaciosconfinados


Call Center: (58212) 957 81 11 Call Center: (58212) 957 81 11 Contáctenos.
Otros Sitios 3M
Síguenos
Cambiar ubicación
Venezuela - Español